Se acerca el fin del último año de secundaria o quizá acabas de terminar estudios técnicos y no tienes mucha idea de qué hacer ahora. La verdad es que todos hemos estado en esa situación antes y hemos tenido que tomar decisiones sobre hacía dónde queremos ir con nuestra vida. Ese momento en que nos vemos enfrentados a la pregunta de «¿y ahora qué?».

Alrededor de esta decisión se crean muchos miedos, presiones, ansiedad y entre tantas opiniones de los amigos, la familia, los profesores, la televisión y las redes sociales, se empiezan a generar una serie de mitos que te hacen sentir más perdido.

¡Pero no te preocupes! Hemos recopilado aquí esos mitos para ayudarte a encontrar el camino correcto para ti.

 

¿Aún no has hecho tu test vocacional?

Quiero saber qué carrera estudiar

1.- Escoger carrera es fácil

Elegir una carrera no es tan fácil como un paseo, es un proceso, no es solo el acto de tomar la decisión final y nada más. Durante este proceso deberás aprender mucho sobre ti mismo, tu entorno, tus opciones y mucho más. Elegir tu profesión puede llevar su tiempo y deberás seguir una serie de pasos e incluso podrías necesitar la guía de un profesional.

2.- Un orientador puede decirme qué escoger

Este es un mito muy común, ¡pero es completamente falso! Como te hemos dicho, el proceso de escoger la carrera es complejo y nadie ni nada puede darte una respuesta final sobre qué hacer. Elegir una carrera es algo personal y aunque decidas acudir a un orientador o realizar un test vocacional, éstos solo podrán guiarte por un camino y ayudarte a ver más fácilmente la situación. La decisión final dependerá solamente de ti.

3.- Debo elegir bien porque luego me definirá de por vida

Muchos chicos y chicas  ven esta decisión con bastante ansiedad porque piensan «ahora o nunca». Como muchas otras cosas en la vida, no hay solo blanco o negro y lo normal es que las personas cambien varias veces de profesión y trabajos durante su vida. Cambiar no es necesariamente algo «malo» ni es una señal de debilidad ni de inseguridad. Por lo tanto, es falso que lo que escojas ahora será lo que tengas que hacer el resto de tu vida.

4.- Debo encontrar la carrera perfecta

Al igual que no existe una pareja perfecta para ti, tampoco existe una carrera perfecta. Al final, escoger una no quiere decir que en el resto no puedas ser feliz o no vayas a estar satisfecho. La mejor carrera para ti (¡no la perfecta!) tendrá un equilibrio entre ventajas y desventajas que solo tú podrás determinar.

5.- Mejor escoger carreras con las mejores salidas actualmente

Un error que cometen muchas personas es buscar las listas de carreras con mejores salidas o mejor pagadas para tomar la decisión de qué carrera elegir. Aunque puede ser importante tener en cuenta esta información, no te recomendamos que en tu decisión pienses solo en un factor porque nadie puede predecir cómo estará ese campo en unos años.

6.- Lo importante es elegir una carrera que dé dinero

Como en el punto anterior, escoger una carrera solo porque actualmente está bien remunerada no es una buena idea. No nos malinterpretes, este puede ser otro buen punto a tener en cuenta, pero también es importante considerar que hoy se sabe que la felicidad no es solamente el dinero y que para muchas personas disfrutar de lo que hacen puede ser tan importante como la parte económica. Aunque AMBAS opciones son válidas para poder decidir qué es importante para ti, primero necesitas conocerte mejor.

7.- Seguir el consejo de mis padres/profesores/amigos es lo más seguro

Aunque muchos prefieren irse por lo que las personas importantes en su vida consideran que deben hacer por diferentes razones (padres sobreprotectores, deseo de seguir junto a tus amigos, etc.), esta elección es personal y la decisión final es tuya, eso significa también que la responsabilidad es completamente tuya y que  es mejor estudiarla con más detenimiento, analizando diferentes factores. Sin embargo, no quiere decir que tienes que hacerlo solo, puedes pedir ayuda a estas personas para que te apoyen y te guíen durante el proceso sin tomar la decisión por ti.

8.- Ir a la universidad es una garantía de éxito a futuro

Hoy en día esta idea está cada vez más olvidada y a medida que ponemos más énfasis en la satisfacción personal y el bienestar, se han empezado a ampliar los horizontes y a valorar otros proyectos de vida que no pasan por la universidad necesariamente. Es cierto que la universidad te abre ciertas puertas, de igual forma que otras elecciones también traerán consigo otras puertas (oportunidades) diferentes y no por eso menos valiosas. Nada puede garantizarte el «éxito» porque esto dependerá de qué es ser exitoso para TI y solo para ti, no existen recetas de cocina.

9.- Si no encuentro mi pasión nunca seré feliz

A veces escuchamos las palabras «pasión» y «vocación» y nos desanima. Nos parece que para otros es «tan fácil» porque tienen mucha seguridad sobre lo que quieren hacer, o nos preocupa que si no nos apasiona nuestro trabajo no seremos felices. La realidad es que puedes estar satisfecho con tu vida y tu trabajo dedicándote a algo que te gusta sin que te desvivas por ello. Muchas personas tienen un trabajo que les encanta, otros tienen un trabajo que les gusta y un hobby por el que mueren, y otros logran unir su trabajo con su hobby: todas son opciones válidas de vivir tu vida.

10.- Mis notas académicas determinarán mi futuro

Otro mito común es pensar que si se tiene un buen desempeño académico (o si no lo tienes) esto determinará de forma definitiva tu éxito o tu futuro desempeño. Lo cierto es que cada carrera tiene exigencias diferentes y que en un futuro trabajo además de tus conocimientos esperarán que muestres una serie de habilidades que solo puedes obtener con experiencias que van más allá del solo estudio.

CONCLUSIONES

No existen recetas mágicas ni formas inmediatas de tomar esta importante decisión y para llegar a la conclusión que sea mejor para ti debes conocer todo lo que puede influirla. En Protosabios nos esforzaremos por guiarte con una parte de este importante proceso ayudándote a conocerte a ti mismo, tus opciones y dándote un espacio para informarte y compartir con otros, pero al final, la respuesta a «¿qué carrera elijo?» dependerá solo de ti.

Compartir esto

¡Comparte esto con tus amigos!